NULIDAD MATRIMONIO ECLESIASTICO

Nulidad Matrimonio Eclesiástico: Es la invalidación de un matrimonio porque en su celebración se han afectado los elementos esenciales del contrato como son: Objeto y causa lícito, consentimiento exento de vicios, y solemnidades esenciales.  

La nulidad del matrimonio se diferencia del divorcio ya que en este último, el acto nació a la vida jurídica, es decir, es válido pero por voluntad de los cónyuges o  porque existe una causal de divorcio se solicita su disolución.

El matrimonio implica el cumplimiento de una serie de deberes como son: deber de socorro, deber de ayuda, deber de fidelidad, deber de cohabitación.

Del incumplimiento de estos deberes se desprenden las causales de nulidad del matrimonio católico las cuales enumeraré a continuación:

  • Impedimento de edad: hombre menor de 16 años, mujer menor de 14.
  • Impedimento de impotencia antecedente y perpetua.
  • Impedimento de disparidad de cultos.
  • Impedimento de crimen.
  • Impedimento de parentesco de consanguinidad y afinidad.
  • Falta de suficiente uso de razón.
  • Grave defecto de discreción de juicio.
  • Error acerca de la persona.
  • Dolo, fuerza.

El proceso de nulidad  eclesiástica se inicia con la presentación de la demanda en el  Tribunal Eclesiástico respectivo. En adelante estas sentencias no serán objeto de apelación.

Dentro de los efectos que genera la nulidad del matrimonio eclesiástico  tenemos:

  • Se pone fin a los derechos y deberes recíprocos de los casados.
  • Se produce la disolución de la sociedad conyugal y se ordena proceder a su liquidación.
  • Las capitulaciones matrimoniales que se hubieren hecho antes del matrimonio pierden su validez.
  • Se pierde el derecho a heredar.
  • Los hijos continúan siendo legítimos.

Es relevante indicar que conforme a la sentencia C727 del 2.015, la Corte Constitucional declaró la inexequibilidad del artículo 149 del Código Civil, que impone al cónyuge culpable de nulidad matrimonial, la asunción de los gastos de alimentos y educación de los hijos procreados durante la el matrimonio. Según la Corte sancionar con una mayor carga patrimonial al cónyuge responsable de la nulidad , atenta contra el derecho a la igualdad entre los miembros de la pareja y desconoce las obligaciones y derechos que se derivan de la paternidad.

Concluimos diciendo que la nulidad del matrimonio produce efectos hacia el futuro y se puede volver a contraer matrimonio católico, lo cual no sucede con el divorcio o cesación de efectos civiles.

La declaración de nulidad no invalidará los efectos ya producidos respecto de los hijos, los cuales podrán hacer valer ante sus padres todos los derechos derivados de su filiación ya determinada: apellidos, alimentos y derechos sucesorios.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.

*