El proceso de interdicción es un proceso judicial que se adelanta para nombrarle un guardador a una persona con discapacidad mental absoluta, quien al no poder valerse por si misma requiere de representación legal para celebrar sus actos y contratos.  Cuando un discapacitado mental absoluto, ostenta la calidad para adquirir la pensión de sobrevivientes de uno de los padres del cual depende económicamente, los fondos pensionales , exigen que se acredite el decreto de interdicción; por lo que la Corte Constitucional en sentencia T 317 de 2.015 manifestó: «Supeditar el reconocimiento de la sustitución pensional, frente a quien ostenta la calidad de hijo invalido dependiente, a la tramitación de un proceso de interdicción para nombrar curador definitivo, constituye un obstáculo irrazonable para el goce efectivo de los derechos fundamentales al mínimo vital y a la seguridad social».



Por eso exigirle a una persona en condiciones de discapacidad, el cumplimiento de requisitos adicionales resulta desproporcionado si se tienen presentes las desventajas que tienen estas personas para acudir en condiciones de igualdad ante la administración de justicia.

Así mismo la  Corte sostuvo: «Ningún aparte de la ley 33 de 1.973, ni del decreto 690 de 1.974, normas sobre las cuales se fundamentan el  reconocimiento de la sustitución pensional, disponen como presupuesto para acceder a la pensión de sobrevivientes en calidad de hijo en situación de discapacidad la de efectuar reclamaciones mediante curador asignado por sentencia judicial».

LA Carta Magna estipula en su artículo 84 que cuando un derecho ha sido reglamentado de manera general, las autoridades públicas públicas deben abstenerse de imponer requisitos adicionales para su reconocimiento.



Es por esto que resulta arbitrario supeditar el reconocimiento de sustitución pensiona, al proceso de interdicción, lo  cual se constituye en obstáculo para el acceso de la pensión en igualdad de condiciones.

De otra parte es importante indicar que el proceso de interdicción es un proceso de jurisdicción voluntaaria ,la demanda podrá presentarla el cónyuge del presunto incapaz , sus consanguíneos hasta el cuarto grado y el ministerio público.  Con la demanda de interdicción se debe acompañar un certificadoo médico de un neurólogo o siquiatr(solo estos profesionales son accreditados para este tipo de diagnósticos) sobre el estado del presusnto interdicto. En el juicio debe practicarse forzosamente un examen por un perito médico (que debe tener la especialidad ya indicada) , el cual debe conceptuar sobre:

a. Manifestaciones características del estado actual del paciente.

b. Etiología, diagnóstico y pronóstico de la enfermedad

c. Tratamiento conveniente para mejoría del paciente.

 

De otra parte es importante aclarar que los actos celebrados por los discpacitados mentales absolutos que no han sido declarados en interdicción se PRESUMEN legalmente válidos, por esto es importante que el discapacitado sea declarado  en interdicción, en aras de proteger su patrimonio y velar por la protección de sus derechos.

comparte tu comentario ahora mismo

 

 


    1 Response to "Interdicción"

    • viplady.info

      Abogada espanola por la Universidad de Alcala de Henares, Madrid. Realizo estudios de Administracion Publica en la Universidad de Gotenburgo, Suecia. En el Peru estudio Derecho en la Universidad San Martin de Porres. Trabajo en el Poder Judicial de Gotemburgo en el area de Derecho Concursal. Experiencia con Derecho Internacional, Inmobiliario, Empresarial y Familia. Colegiada en el Colegio de Abogados de Lima y en Barcelona. Idiomas: sueco, ingles, aleman y castellano.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*