El Testamento Acto en Vida

El testamento Acto En Vida : lo podemos definir como un acto unilateral que proviene de una sola persona , la cual debe ser capaz para testar . La ley castiga con la nulidad todo  testamento , emitido por persona incapaz, es decir por cualquiera de las personas enumeradas en el artículo 1.061 del Código Civil, colombiano.

 La Capacidad para Testar

La capacidad aquí hace referencia a la voluntad de la persona, la cual no puede estar viciada y requiere además que se encuentre en su sano juicio. No son hábiles para testar :

  • El IMPUBER: Es decir el varón menor de 14 años  y la mujer menor de 12 años.
  • El QUE SE HALLE BAJO INTERDICCION: Por causa de discapacidad mental.
  • EL QUE ACTUALMENTE NO SE ENCUENTRE EN SU SANO JUICIO: Por ebriedad u otra causa.
  • LA PERSONA QUE DE PALABRA O POR ESCRITO NO ES CAPAZ DE EXPRESAR SU VOLUNTAD: Por ejemplo una persona con demencia senil.

Clases de Testamento

Los testamentos se clasifican en solemnes y menos solemnes o privilegiados. Los solemnes pueden ser testamentos abiertos y cerrados; los privilegiados o menos solemnes se clasifican en: verbales, militares y marítimos.

  • TESTAMENTO SOLEMNE: Es aquel en el cual se han observado todas las solemnidades que la ley ordinariamente requiere, este a su vez se clasifica en : -Abierto: También se denomina nuncupativo o público: Es aquel en que el testador hace saber de sus disposiciones a los testigos y al notario cuando este concurre. Este debe ser otorgado ante tres testigos, el notario o su suplente. En el lugar donde no haya notario debe otorgarse ante cinco (5) testigos. – Cerrado : También se denomina secreto. Es aquel en el que no es necesario que los testigos y el notario tengan conocimiento de las disposiciones del testador. Este debe constar por escrito y debe otorgarse ante notario y 5 testigos hábiles.
  • MENOS SOLEMNE O PRIVILEGIADO: Es aquel en que pueden omitirse algunas de estas solemnidades, por consideración a circunstancias particulares, determinadas expresamente por la ley. Dentro de este encontramos dos clases a su vez:- Testamento verbal: este se da cuando la vida del testador corra peligro inminente, que no permita otorgar uno solemne. Este testamento debe ser presenciado por tres testigos. Este caducara si transcurren treinta días desde su otorgamiento y el testador fallece después, o si el falleciendo este no se hubiere elevado a escrito dentro de los 30 días siguientes a su muerte. -Testamento militar: Es el que es otorgado en tiempo de guerra,debe constar por escrito, y podrá ser recibido por un capitán o por un oficial en grado superior, también caduca si pasados 90 días, desde que se otorgo, el testador no ha muerto.- Testamento Marítimo:  El cual se puede otorgar a borde de un buque colombiano en guerra en altamar, debe ser recibido por tres testigos y el comandante. Este testamento será valido cuando el testador haya fallecido dentro de los 90 días siguientes al desembarque.

Apertura y Publicación del testamento

Es obligación de los notarios  leer en voz alta el testamento,el otorgamiento se perfecciona con las firmas del testador y testigos al igual que el notario; además si el testador no sabe o no puede firmar se debe dejar constancia de este hecho, expresando la causa. Además es importante anotar que en este tipo de testamentos, debe tenerse en cuenta los requisitos de formalidad.

Testigos Incapaces

No pueden ser testigos de un testamento solemne las siguientes personas:

  • Los menores de 18 años .
  • Los que se hallen en interdicción por demencia.
  • Los condenados a prisión superior a 1 año.
  • Los extranjeros no  domiciliados en el territorio.
  • Los que no entienden el idioma del testador.
  • Los ascendientes, descendientes y parientes dentro del tercer grado de consanguinidad, segundo de afinidad o el notario.
  • El cónyuge del testador, el sacerdote que haya sido confesor habitual.
  • Los servidores domésticos del testador.
  • Los herederos y legatarios.

 

Para concluir, recomiendo que en vida toda persona que tenga bienes, otorgue un testamento, expresando su voluntad para distribuir sus bienes entre los herederos, respetando  siempre las asignaciones forzosas de ley; de esta manera se evita un proceso judicial entre herederos por no existir acuerdo en la repartición de bienes del causante.

 

ELENA ZULUAGA GIRALDO

Abogada

Especializada en derecho de familia

T.P. 78.566 C.S.J.

 

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.

*