Custodia Compartida:





Custodia compartida en  Colombia,  se define como la tenencia física  y cuidado personal sobre el hijo menor  que corresponde ejercer al padre y madre de este.

El Código de Infancia y Adolescencia, en su artículo 14 consagra la RESPONSABILIDAD PARENTAL, que es igual al cuidado personal del menor, el cual conlleva una autoridad paterna diferente de la patria potestad, autoridad paterna que implica: criar, educar, orientar, conducir,  formar hábitos y disciplinar la conducta del menor.

Los padres de modo permanente ejercen la custodia y cuidado personal de sus hijos menores de edad.  Ahora bien la custodia compartida y el cuidado personal responsable de los hijos menores de edad, cuando los padres no conviven juntos es una realidad en el contexto de las familias colombianas.  Es un deber de llos padres garantizarles a los hijos menores de edad, el  disfrute  de sus derechos humanos fundamentales y su desarrollo integral.

La Corte Constitucional en sentencia C 145 de 2.010, estipulo:  » En lo que a Colombia corresponde el principio de protección especial del menor se encuentra previsto, en el artículo 44 de la Constitución  Nacional, a través de los siguientes postulados básicos: -se impone a la familia, a la sociedad y al Estado la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar  su desarrollo armónico e integral, -se establece como principio general que los derechos de  los niños prevalecerán sobre los derechos de los demás y que serán considerados fundamentales para todos los efectos,exigiendo  privilegiar y asegurar su ejercicio y goce con total plenitud, -se reconoce que los niños son titulares  de todos los derechos consagradas en la Constitución, las leyes y los tratados internacionales ratificados por Colombia, -se ordena proteger a todo niño contra toda forma de abandono, violencia física o moral, vena, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos».



La custodia compartida la pueden ejercer los padres divorciados, separados de cuerpos, en unión  libre, esta figura conlleva a una corresponsabilidad de los padres en la orientación, crianza, educación, disciplina del menor de edad.  Además de la calidad de tiempo dedicado, el disfrute efectivo de los derechos del hijo menor en lo que concierne a: respeto, atención, amor, educación,recreación, estabilidad emocional y sicoafectiva.

Estudios demuestran que los niños que mantienen un contacto regular con ambos padres, tras el divorcio, muestran mejores niveles de adaptación social y rendimiento académico.

Con relación a este tema de custodia compartida, es relevante manifestar que existe un proceso judicial de custodia y cuidado personal. que puede iniciar el padre que esta al cuidado del menor con el fin de que este tenga la tenencia del hijo menor de manera permanente, sin que el otro progenitor deje de tener el contacto y continúe velando también por su cuidado personal. Con este proceso se busca que el menor mantenga  la relación estrecha con el padre  que es privado de la tenencia física del menor con el fin de garantizarle el derecho a tener una familia.

Para concluir este tema de custodia compartida es importante manifestar que los niños tienen arraigos y los padres deben garantizarles el sentido de pertenencia a un lugar, espacio, a sus objetos y es por esto que sus progenitores deben mantener una comunicación civilizada en aras de LA  PROTECCION DEL MENOR.

 

 

 

 

 

 

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.

*